Azulejo.Taran Rampersad

Es una de las aves más familiares en Medellín, inconfundible por el bello colorido de su plumaje y los ruidosos grupos que conforman. Buscan sitios ocultos en edificaciones y árboles frondosos para construir nidos gruesos y en forma de copa profunda. Allí pone de dos a tres huevos color blanco-azulado y con marcadas estrías oscuras. Su canto es una serie de diversos trinos largos y agudos. También emiten llamadas que suenan como un “tsiiup” forzado y seco, a veces seguido de unas cuantas notas trinadas. Todos los días muy temprano, en la mañana y también durante al atardecer, recorren sus territorios buscando guayabos, arrayanes, yarumos y otras plantas frutales. Ocasionalmente bebe néctar de árboles en flor y caza insectos en el aire.

Associated space

Medellín